Javier de Iruarrizaga

Javier de Iruarrizaga

Fotógrafo autodidacta, piloto de dron con expertiz en condiciones adversas y abogado/periodista de formación. Aprendí probando. La fotografía empezó como compañía para inmortalizar viajes y lugares poco comunes, apaciguando la modorra de estudios y ocupaciones principales. La evolución natural de este proceso devino en una alteración del orden de dichos factores, y en vez de aprovechar los viajes para sacar fotos, comencé a planificar viajes para hacerlas. Fan de la originalidad y de exprimir las bondades de un encuadre