Nicolás Amaro

Nicolás Amaro

Estudió Psicología y tras ejercer un par de años se retiró para dedicarse a la fotografía, donde encontró un espacio para la creatividad y libertad, algo que siempre buscó a través de sus años de estudio.

Disfruta mucho estando afuera mirando los pequeños fenómenos que componen la naturaleza, y la fotografía de paisaje ha sido una interesante manera de compartir esos silencios con otros.

Siente también fascinación por las personas y culturas, cuyo encuentro implica también cierto estado de silencio. Una cultura es otra manera de ver y hacer las cosas. El contacto con ella le implica suspender un momento su propia manera de entender, estar un paso más afuera de si misma. La experiencia de estar afuera en sentido general, en la intemperie, en un viaje, o compartiendo con otros, lava los sentidos y renueva la mirada. Es esto lo que quiere compartir mediante estas fotos.

Las fotos son otro tipo de encuentro más, y están hechas mitad por el fotógrafo, mitad por quien las mira. Sin el que las mira carecen de sentido.